Saltar al contenido

Tipos de sartenes

tipos de sartenes
5 (100%) 5 votes

Renovar las sartenes de casa puede convertirse en todo un dilema. En el momento en el que empecemos a comparar descubriremos que hay sartenes de diferentes materiales, con tecnologías muy variadas, disponibles en diferentes tamaños, precios, etc.

Tenemos claro que buscamos una sartén que sea antiadherente, el tamaño que necesitamos y un presupuesto orientativo sobre lo que nos queremos gastar, pero esto no nos vale para dar con la que necesitamos.

Es imperativo empezar analizando los tipos de sartenes que existen, sus características, pros y contras antes de tomar una decisión.

Tipos de sartenes

  • Sartenes de teflón: Las sartenes de Teflón cada vez se utilizan menos porque resultan perjudiciales para la salud (ya que contienen PFOA o PFTE). Se emplean para cocciones a fuego lento.
  • Sartenes de cerámica: Estas sartenes se han puesto de moda y es raro que lleven teflón. Tienen un problema y es que su capacidad antiadherente se pierde con rapidez, además de que el calor no se reparte igual por la superficie. No libera sustancias negativas y se adaptan a casi cualquier cocina.
  • Sartenes de aluminio: Las sartenes de aluminio son ligeras, mucho más versátiles. Sin embargo, muchas tienen superficie de teflón, por lo que habrá que controlar cuando hay que cambiarlas.
  • Sartenes de acero inoxidable: Son una buena opción porque no se oxidan y porque no lleva ninguna cobertura perjudicial. Sin embargo, puede producirse migración de níquel, algo que podría afectar a personas menos tolerantes.
  • Sartenes de hierro fundido y mineral: No suelen llevar cobertura de Teflón. Son aptas para cualquier fuego y hasta con el horno si se puede quitar el mango. Con el uso mejora el resultado, ya que va generando una capa antiadherente natural por si misma.
  • Sartenes de titanio: Son las más caras, pero no llevan PFOA y son compatibles con el lavaplatos. Son resistentes, en ellas no se pegan los alimentos, son aptas para cualquier cocina y resultan algo pesadas.
  • Sartenes de peltre: Son sartenes ligeras, fabricadas con un material delgado que tiene a agrietarse y decolorarse. No se recomienda porque el calor se reparte de manera desigual.
  • Sartenes de hierro porcelanizado: Resistente, distribuyen bien la temperatura y son muy estéticas. Más bien recomendadas para cocciones lentas.
  • Sartenes de cobre: Son sartenes caras y complicadas de limpiar. Son ligeras y estéticas, además de distribuir el calor de manera homogénea.
  • Sartenes de granito: Estas sartenes llevan un recubrimiento de granito. Resultan muy antiadherentes, por lo menos al principio. Sin embargo, son muy similares a las sartenes cerámicas, ya que su capacidad se va perdiendo con el paso del tiempo.
  • Sartenes Skillet: Estas sartenes son muy similares a las de hierro fundido, además de tener una gran capacidad para transmitir el calor. Resisten las altas temperaturas del horno y se ajustan a prácticamente cualquier tipo de fuego.
  • Sartenes ecológicas: Sartenes fabricadas con materiales que no contaminan al medio ambiente, ni emiten ningún tipo de emisión que contamine de alguna forma.
  • Sartenes de mango desmontable: Muchas sartenes actuales entran también de esta categoría. Son sartenes a las que se les puede quitar el mango para lavarlas fácilmente, para introducirlas en el horno, para facilitar el almacenaje.

Tipos de sartenes según su uso

Las sartenes también se pueden clasificar según el uso que se les vaya a dar:

  • Sartén para freír: Caracterizadas por tener un gran tamaño que permite trabajar con alimentos cómo hamburguesas, huevos, chuletas de cordero, pescados. Deberían tener un buen antiadherente.
  • Sartén para saltear: Cuentan con una bandeja especial de fondo plano y lados rectos, con una mayor superficie para freír verduras o mariscos sin complicaciones.
  • Sartén para salsas: Son muy versátiles y están disponibles en una gran serie de tamaños. Tal y cómo su propio nombre indica, están pensadas para la elaboración de salsas, pero también resultan interesantes para hervidos, para freír, para recalentar…
  • Sartenes especializadas: Tipo de sartén pensada para hacer algún plato o técnica en especial.
  • Sartén Spring: Esta sartén permite hacer tartas de masa gruesa o hasta Cheesecake. Esto es posible debido a la presencia de resortes en los bordes, siendo perfecta para extraer delicados pasteles.
  • Sartén para parrilla: Sartenes con filas de superficies elevadas que le dan forma de parrilla. Ayuda a que la comida quede separada de la grasa, permitiendo que quede mejor hecha, y que sea algo más sana.
  • Sartén para wok: Sartén diseñada especialmente para hacer salteados debido a que contrasta un fondo caliente con bordes fríos. Permite mover ingredientes de manera sencilla.

Estos son algunos de los tipos de sartenes más populares.